Internacionales Noticias Tendencias

Huracán Ian en Florida: Una comunidad 100 % solar bendecida

Paneles solares en Babcock Ranch

Anthony Grande se mudó de Fort Myers hace tres años en gran parte por el riesgo de huracanes. Ha vivido en el suroeste de Florida durante casi 19 años, había experimentado los huracanes Charley en 2004 e Irma en 2017 y vio lo que los ciclones tropicales más fuertes podrían hacer a la costa.

Grande le dijo a CNN que quería encontrar un nuevo hogar en el que los desarrolladores priorizaran la resiliencia climática en un estado que es cada vez más vulnerable a las marejadas ciclónicas que baten récords, vientos catastróficos y lluvias históricas.

Lo que encontró fue Babcock Ranch, a solo 20 kilómetros al noreste de Fort Myers, pero aparentemente a años luz.

Babcock Ranch se autodenomina «el primer pueblo de Estados Unidos alimentado por energía solar». Su cercano conjunto solar -formado por 700.000 paneles individuales- genera más electricidad que la que utiliza el barrio de 2.000 viviendas, en un estado donde la mayor parte de la electricidad se genera quemando gas natural, un combustible fósil que calienta el planeta.

Las calles de este barrio meticulosamente planificado se diseñaron para que las casas no se inunden. Los jardines nativos a lo largo de las calles ayudan a controlar las aguas pluviales. Las líneas de electricidad e internet están enterradas para evitar daños por el viento. Además, todo esto se ha realizado de acuerdo con las estrictas normas de construcción de Florida.

Algunos residentes, como Grande, instalaron más paneles solares en sus techos y añadieron sistemas de baterías como una capa adicional de protección contra los cortes de energía. Muchos conducen vehículos eléctricos, aprovechando al máximo la energía solar en el Estado del Sol.

La resiliencia climática se incorporó al tejido de la ciudad teniendo en cuenta los ciclones más fuertes.

Por eso, cuando el huracán Ian se dirigió hacia el suroeste de Florida esta semana, fue una verdadera prueba para la comunidad. El ciclón arrasó las zonas cercanas de Fort Myers y Naples con una marejada ciclónica récord y vientos de más de 160 km/h. Dejó sin electricidad a más de 2,6 millones de clientes en el estado, incluido el 90% del condado de Charlotte.

Pero las luces permanecieron encendidas en Babcock Ranch.

«Ciertamente superó nuestras expectativas para un huracán mayor», dijo Grande, de 58 años, a CNN.

Un inmueble dañado en Babcock Ranch tras el paso del huracán Ian – Fuente: CNN en Español.
Un árbol arrancado tras el paso del hurácan Ian – Fuente: CNN en Español.

La tormenta arrancó árboles y desprendió tejas de los techos, pero aparte de eso Grande dijo que no hay daños importantes. Sus residentes dicen que Babcock Ranch es la prueba de que un pueblo con conciencia ecológica y energía solar puede resistir la ira de una tormenta de casi categoría 5.

«Ahora tenemos la prueba del caso porque (el huracán) nos pasó por encima», dijo a CNN Nancy Chorpenning, una residente de Babcock Ranch de 68 años. «Tenemos agua, electricidad, internet, y puede que seamos las únicas personas en el suroeste de Florida que son tan afortunadas».

Grande dijo que el huracán Ian pasó por el suroeste de Florida «como un tren de carga». Pero no tenía miedo de perderlo todo en un ciclón, como cuando vivía en Fort Myers.

«Somos muy, muy bendecidos y afortunados de no estar experimentando lo que están experimentando ahora en la isla de Sanibel y Fort Myers Beach», dijo Grande. «En los tiempos que estamos viviendo ahora con el cambio climático, la playa no es el lugar para vivir o tener un negocio».

Éxito solar

Syd Kitson, antiguo jugador profesional de fútbol americano de los Green Bay Packers y los Dallas Cowboys, es el autor intelectual de Babcock Ranch. Kitson lo imaginó como un barrio ecológico e innovador, seguro y resistente a ciclones como Ian.

El lugar comenzó en 2015 con la construcción de la matriz solar -que fue construida y es administrada por Florida Power and Light– y sus primeros residentes se mudaron al pueblo en 2018. Desde entonces, el conjunto se ha duplicado en tamaño y miles de personas han hecho de Babcock su hogar.

«Es un gran caso de estudio para demostrar que se puede hacer bien, si se construye en el lugar adecuado y se hace de la manera correcta», dijo Lisa Hall, una portavoz de Kitson, quien también vive en Babcock Ranch.

«En todo esto, hay mucha gente que dice que ha funcionado, que esta era la visión, que esta es la razón por la que nos mudamos aquí», dijo Hall a CNN.

Quizás el mayor respaldo para la ciudad es que ahora es un refugio para algunas de las víctimas más afectadas por Ian. El estado abrió la escuela Babcock Neighborhood como refugio oficial, aunque no tenía el generador obligatorio. La matriz solar mantuvo las luces encendidas.

Algunos de los amigos de Chorpenning que viven en la isla de Sanibel -que ahora está aislada de tierra firme después de que la devastadora marejada ciclónica de Ian cortara el paso elevado- acudieron a refugiarse a la casa de un amigo en Babcock Ranch. Pasará un tiempo antes de que puedan volver, dijo.

«Van a alquilar una casa aquí durante un tiempo, mientras averiguan qué va a pasar ahí fuera», dijo. «Bromeé diciendo que tal vez seamos las únicas personas del suroeste de Florida cuyo valor de la propiedad acaba de aumentar».

Incluso Kitson optó por aguantar el cicló en Babcock para ver cómo le iba a ir a la comunidad con el huracán. Kitson declinó la solicitud de CNN para una entrevista; Hall dijo que está centrado en ayudar a las comunidades vecinas a reconstruir.

«Estuvo allí durante el huracán; él dijo: ‘¿dónde más podría estar?'». señaló Hall. «Lo construimos para que fuera resistente y por mucho que planees y creas que has hecho lo correcto, no lo sabes hasta que lo pones a prueba».

Babcock Ranch ha vendido más de 2.000 viviendas según el sitio web del barrio.

Mientras las empresas de servicios públicos se esfuerzan por restablecer el suministro eléctrico en todo el estado, los residentes de Babcock afirman que las tormentas de septiembre demostraron que la infraestructura energética de Estados Unidos no está bien equipada para hacer frente al empeoramiento de los fenómenos meteorológicos extremos. El huracán Fiona arrasó la red eléctrica de Puerto Rico cuando tocó tierra allí el 18 de septiembre. Ahora, Ian ha dejado a oscuras a millones de personas en Florida.

Los residentes de Babcock dicen que su barrio es un modelo de desarrollo urbano en un futuro devastado por el cambio climático.

«Ya no es lo que era hace 20 o 25 años; las tormentas son cada vez más grandes, y no es ninguna sorpresa, porque las advertencias han estado todas ahí», dijo Grande. «Creo que el futuro de Babcock Ranch se ha vuelto aún más brillante».

Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/2022/10/03/comunidad-100-solar-soporto-huracan-ian-sin-perdida-energia-con-danos-minimos-trax/

Comments are closed.

Abrir chat
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?